¿Por qué la luna de miel termina?

Printer-friendly version

'No Sex Please We're Married' article(traducción de Francisco Moreno T.)

¿Conoces tú alguna sólida relación que parecía tener mucho a su favor... y que sin embargo terminó? ¿Qué hay con un matrimonio que se mantiene unido, pero sus miembros parecen estancados... o incluso hostiles entre sí? ¿Has visto la revista Newsweek el artículo Sexo no, por favor, estamos casados? Si la falta de armonía nunca ha afectado tu relación tú eres raro; en el 2002 en los EE.UU., la Oficina del Censo predijo que la mitad de los nuevos matrimonios era probable que terminaran en divorcio.

Nuestras lunas de miel no son duraderas, pero cuando vemos las estadísticas de divorcios a menudo asumimos que esto debe ser un problema reciente. No lo es. Es proverbial que "el período de luna de miel dure menos de un año. Lo que ha cambiado es que ahora podemos divorciarnos fácilmente cuando se produce la falta de armonía, y así lo hacemos. Por lo que un viejo problema, que estaba oculto en el pasado por el hecho de que las parejas tenían que permanecer juntas incluso cuando las cosas fueran difíciles, ya está saliendo a la luz.

Por lo general, cuando las parejas rompen llegan a la conclusión de que se casaron con la persona equivocada. Sin embargo, el hecho es que no importa cuán correctos los compañeros sean, los matrimonios siguen a menudo saliendo mal. En el 2000, el Dr. Kiecolt-Glaser dio a conocer los resultados de una encuesta de noventa parejas de recién casados que funcionó desde 1988 hasta 1992 en la Ohio State University, titulado Estrés en el Matrimonio: Consecuencias Inmunológicas, Endocrinas y de Salud.

Los investigadores seleccionaron cuidadosamente sólo parejas que parecían tener todo a su favor, sin adicciones o trastornos emocionales. De hecho, tomaron menos de una de cada veinte entre parejas solicitantes, de entre más de 2.200. En promedio, las parejas eran bien educadas, con ingresos anuales de 43.000 dólares. La mayoría habían estado saliendo tres años antes de casarse, y tres de cada cinco habían estado viviendo juntos. "Se trataba de gente muy sana. ¡Eran felices!" explicó uno de los investigadores.

¿Y qué pasó? En el segundo año del estudio, la satisfacción de los recién casados había disminuido significativamente. Como Kiecolt-Glaser dijo, "La disminución de la satisfacción en el matrimonio parece ser una respuesta estable para el primer año o dos de matrimonio”. Es la terminología científica para decir que "su luna de miel había terminado". Hacia el final del estudio, una quinta parte ya se había divorciado. 1

¿Cómo se explican nuestros tristes resultados? La biología evolutiva.

¿Alguna vez te has enamorado? ¿Recuerdas el deseo intenso de estar cerca de tu amado/a? ¿El golpeteo en el corazón? ¿La euforia vertiginosa? Estos síntomas son los mismos que los reportados por personas que consumen drogas. Y hay una buena razón, en ambos casos, la mayoría de los mismos neuroquímicos están actuando en la parte primitiva de tu cerebro.

En el caso de los usuarios de drogas, estos síntomas se presentan porque han tomado una sustancia que asalta un lugar del tamaño de un guisante, en lo profundo del cerebro, llamado el ‘centro de recompensa’. ¿Pero por qué existe este punto tan sensible y pequeño? Para empujarte (y envalentonarte) a realizar actividades que favorezcan la transmisión de tus genes.

Los procreadores temerarios transmiten más genes - incluyendo los genes para la procreación irresponsable. Así que si tú experimentas estos síntomas extremos, cuando te enamoras, puedes agradecer a tus antepasados ... y a lo bien que lo pasaban. Eres el producto de su inadvertido plan de reproducción.

La mayoría de nosotros no piensa que este impulso sea un problema, pero lo es. Nos sobre-estimula. Además, estos "calientes" neuroquímicos nos siguen en el dormitorio, donde alcanzan un crescendo cuando logran su objetivo – la conducta reproductiva.

Hasta ahora, esto probablemente te parece un excelente plan, ¿verdad? Todo lo que necesitas es un condón, y puedes burlar la biología y aún divertirte. Ah, pero hay una mosca en la sopa. A tu cuerpo no le gusta esta intensa sobre-estimulación. Por un lado, que saca a tu mente de otras actividades que también son importantes para la supervivencia de tus genes ". Las ratas, por ejemplo, que estaban conectadas de tal manera que podían estimular esta misma parte del cerebro pulsando una palanca a voluntad, la golpearon hasta que cayó (Olds y Milner, 1954). No se detuvieron a comer, ni a investigar compañeros sexualmente receptivos... ni mucho menos, a alimentar los críos.

Por lo tanto, para protegerse del este éxtasis mortal, es que tu cuerpo te apaga una vez que la misión de la biología está cumplida. ¡Bingo! No más golpes neuroquímicos haciéndote sentir como si estuvieras enamorado. Este cambio neuroquímico puede ser tan radical que te despiertas muy incómodo- y sales disparado. ¡Voilá! La causa de los ‘encuentros de una noche’. Otros sienten estos cambios días más tarde, cuando desaparece el efecto de la neuroquímica ‘centrada en el corazón’.

Este ciclo neuroquímico de altos/bajos es donde empiezan los problemas en tu relación. Por desgracia, puede ser más notorio después de casarse, porque entonces estás atado a la persona que estás empezando a asociar (inconscientemente) con esta molestia misteriosa y recurrente.

¿Por qué tienes este desagradable punto débil en tu diseño? Porque la biología quiere que vayas fuera y aumentes la variedad genética de tu descendencia. Tú, sin embargo, como individuo, estás mejor en una unión armoniosa y duradera. ¿Cuáles son tus opciones para hacer frente a este diseño?

En primer lugar, está el plan de "John Gray" [“Los Hombres son de Marte; las mujeres son de Venus”]. Esperar el ciclo. Con el tiempo sentirás amor (o al menos algo de libido) de nuevo. Pero este cambio neuroquímico post-orgasmo afecta a todos de manera diferente. Una persona puede voltearse y roncar, mientras que otro se pone de mal humor por varios días - o incluso semanas. Tú y tu pareja pueden salirse fácilmente de sincronía. Alguien no se siente amado y frustrado... alguien se siente agotado y resentido. No es bueno.

En segundo lugar, está el plan de la "Dra. Ruth"[famosa sexóloga norteamericana]. Deliberadamente enciende el fuego con juegos preliminares para que te sientas enamorado (o por lo menos lujuria) de nuevo. Sin embargo, es probable que encuentres que esta solución de encenderte para lograr enamorarte sólo funciona durante el período de la luna de miel tradicional. Con cada alta que fuerzas, también provocas un posterior bajón. El resultado son intensos cambios de humor, que los miembros de la pareja experimentan de diferente manera. Por ejemplo, pueden manifestarse como irritabilidad, dolores de cabeza de No-esta noche-Querida-, egoísmo persistente, depresión, actitud defensiva (que alimenta peleas), o fatiga crónica. Peor aún, a menudo se manifiesta como ansiedad extrema por cualquier cosa que pueda levantar la química del cerebro una vez más (ya sea sexo, alcohol, emoción de ver deportes, alimentos ricos en calorías, juegos de azar, compras extravagantes, etc.) No es bueno.

Dicho sea de paso, a menudo inconscientemente las parejas evitan las relaciones sexuales para quedarse fuera de esta montaña rusa. Es también la razón por la cual algunas personas renuncian a las relaciones sexuales en conjunto, concluyendo que, después de todo, los célibes tenían razón.

En tercer lugar, está el camino del medio. Puedes intentar algo que jamás habrías siquiera pensado en hacer - un método muy antiguo para hacer el amor que te permite hacerlo mucho, mantener una fuerte atracción entre tú y tu amante, y mantenerte a salvo de la sobre-estimulación. A tu biología no le va a gustar porque no transmites sus genes, pero los taoístas chinos antiguos hallaron que "mejoraba la salud, armonizaba las emociones (que hace más relaciones armoniosas), y sanaba el deseo ansioso y los impulsos". También afirmaban que era un camino hacia lo que ellos llamaban inmortalidad, o iluminación.

La biología tiene casi por garantizado que vas a descartar de inmediato esta tercera solución, ya que no ofrece esa misma ráfaga intensa de neuroquímicos. Tampoco te magulla después. Lo que no descubrirás a menos que pruebes, es que este método también es muy agradable. Gatilla otros deliciosos neuroquímicos que te hacen desear estar en más estrecha unión con tu pareja. Y contrarresta el estrés, lo que favorece la curación y sana la depresión. Es más, como los antiguos chinos señalaban, reduce el deseo intenso- incluso la ansiedad por el “hot sex”. (Investigación sobre la oxitocina en la reducción de la ansiedad: http://www.reuniting.info/science/research/benefits_of_sex_without_orgas...)

Por lo tanto, si quieres mantener una relación profunda, nutridora con tu pareja, es posible que desees tener más información sobre este antiguo método. Es una forma de superar la biología para preservar y fortalecer tus relaciones, liberando su potencial espiritual.

Después de todo, si no te gusta, siempre puedes volver al plan de la biología. ¿Qué tienes que perder?

_________
1. 1.He aquí un dato interesante a partir de una descripción de la investigación:
El equipo midió los niveles de epinefrina (adrenalina), norepinefrina, ACTH y cortisol. "Los datos muestran que las mujeres, en particular, registran niveles mucho más altos de hormonas del estrés, como la epinefrina, que los hombres, en tiempos de conflicto", dijo Kiecolt-Glaser. "Estos altos niveles de hormonas del estrés no desaparecen. Se mantienen elevados durante la interacción más rutinarios, y son aún elevados en la noche, cuando están durmiendo." Kiecolt-Glaser dice que las respuestas hormonales de las mujeres son mejores predictores de una relación duradera que las del hombre. Curiosamente, añade, los individuos con niveles elevados de hormonas no son necesariamente "reactores calientes" en otras situaciones. "No es genética, por lo que podemos decir. Parece que es simplemente una reacción a la presencia de la esposa", dice.

Además, dice Kiecolt-Glaser, las parejas divorciadas no ofrecen descripciones muy diferentes de felicidad que la que las parejas casadas hicieron en su evaluación inicial de recién casados. "Ellos estaban muy contentos de lo que estaban diciendo, pero lo que sus hormonas nos están diciendo es que una parte de ellos estaba muy incómoda."

Flag of Chile

El taoísta "Hua Hu Ching" de Lao Tse

¿Fuimos alguna vez seres completos?

¿ES LA SEXUALIDAD UN ASUNTO PRIVADO?

BY Francisco Moreno

Transorgasmic Sex - Part 1

Transorgasmic Sex - Part 1